estosololoarreglamosentretodos.org

La Voz de Galicia
Domingo, 28 de febrero de 2010

En el acto de presentación de la campaña publicitaria, que tiene el nombre de dominio “estoloarreglamosentretodos.org”, el conocido político catalán Roca Junyent afirmó “No vamos a estropear todo lo que llevamos conseguido en este tiempo”. Coincido con Miquel Roca en que hemos conseguido mucho en este tiempo. Pero discrepo radicalmente en que seamos nosotros los que podamos estropearlo. Si hay alguien que no tiene ninguna culpa de nuestra actual situación económica y al que no le corresponder arreglar “esto”, es el pueblo español.

En una visión simplista se puede pensar que si es así que todos nosotros somos los principales artífices de lo mucho que ha progresado España en los últimos años, por la misma razón también podemos ser los que arreglemos la grave crisis en la que nos encontramos. Lo que ocurre es que hace falta que alguien nos dé la partitura y dirija la orquesta. Porque sin ambas cosas, esos “todos” a los que se nos piden que arreglemos “esto” poco más podemos hacer que lo que ya se estamos haciendo.

En efecto, en tanto no se tomen las medidas necesarias para la creación de empleo, a los cuatro millones de parados no se les puede pedir más que lo que ya vienen haciendo: soportar las perniciosas consecuencias de tan lastimosa situación. Y el resto de los españoles, que intuimos la crisis muchos antes de que la reconocieran nuestros gobernantes, hemos administrado nuestras economías domésticas con tal austeridad que se ha duplicado en el último año la tasa de ahorro de los hogares hasta situarla a finales del año pasado en el 24,3 de la renta disponible. Por lo tanto, aunque la campaña puede parecer necesaria, en la medida en que pretende recuperar la confianza, se han equivocado al elegir los destinatarios. Los ciudadanos de a pie no hemos perdido la confianza en lo mucho que podemos hacer como pueblo, sino en lo que están haciendo nuestros gobernantes.

Se sabe que para arreglar “esto” hay que tomar medidas dolorosas en beneficio del interés general, pero quien tiene que hacerlo, el elegido a tal efecto, no se atreve o no quiere. En lugar de ello, y para no soportar en exclusiva el desgaste electoral que conlleva, trata de desplazar la responsabilidad de gobernar a la oposición, creando una especie de institución monstruosa, la “goberposición”, a la que se pide que gobierne desde la oposición. Y a los demás intentan distraernos convenciéndonos de que “esto” lo podemos arreglar entre todos. ¿Por qué no piensan los que nos gobiernan qué pueden hacer ellos?

A quien le hace falta confianza es a nuestros políticos. Y ésta no se logra con campañas publicitarias dirigidas a otros como la que está en marcha, sino con una actitud diligente y valiente por parte de los que nos gobiernan. Por eso, deberíamos responderles con otra que dijera: “estoloteneisquearreglarvosotros.org”. A lo mejor, si les damos su propia medicina se dan por aludidos y empiezan con las reformas estructurales que vienen reclamando los que saben.

Deja un comentario